Sociedad Literaria

Comentario: Coraline

Hoy os traigo el comentario de la primera de las lecturas de la Sociedad Literaria: Tantos libros y tan poco tiempo, que comenzó su aventura este mismo año. Nos tocó leer Coraline, de Neil Gaiman; ¡y he disfrutado mucho la lectura!

Coraline

Título: Coraline

Autor: Neil Gaiman

Valoración personal: ♥♥♥♥

Ficha en Goodreads

Sinopsis

Al día siguiente de mudarse de casa, Coraline explora las catorce puertas de su nuevo hogar. Trece se pueden abrir con normalidad, pero la decimocuarta está cerrada y tapiada. Cuando por fin consigue abrirla, Coraline se encuentra con un pasadizo secreto que la conduce a otra casa tan parecida a la suya que resulta escalofriante. Sin embargo, hay ciertas diferencias que llaman su atención: la comida es más rica, los juguetes son tan desconocidos como maravillosos y, sobre todo, hay otra madre y otro padre que quieren que Coraline se quede con ellos, se convierta en su hija y no se marche nunca.

Valoración de la trama

En líneas generales, me ha gustado mucho. Me ha resultado una historia sencilla, interesante y una lectura que recomendaría a todas las edades, tanto niños como adultos. La premisa no podría ser más simple: una niña ignorada por sus padres que encuentra un mundo fantástico donde todos la quieren y escuchan cualquiera de sus caprichos. Sin embargo, lo que más me gusta de esta novelita es que Coraline enseguida reacciona: pronto ve que las cosas no son como deberían; y no sólo eso, sino que aunque en su mundo no le hagan caso, ¿qué más da? Son sus padres y les quiere, sin necesidad de que compren su amor. Eso la “otra madre” no lo comprende, y el mensaje que nos da es claro: el amor no se puede comprar. Creo que es un tema siempre actual y Gaiman lo desarrolla a la perfección.

Uno de mis detalles favoritos es el mundo que crea Gaiman en “la otra dimensión”, fabricada únicamente por la madre. Nadie te explica quién es realmente esa bruja, todo lo que sabemos es que crea mundos para atraer niños que se sienten desgraciados; y, como está segura de que agasajándolos comprará su amor, no se ha molestado en crear nada más allá de su hogar. El momento en el que Coraline y el gato se adentran en la “nada” que hay fuera, desdibujada y neblinosa, sólo para volver al punto de partida es de mis favoritos.

CoralineValoración de los personajes

Me han encantado todos y cada uno de los personajes. Al tratarse de un cuento, más que una novela, los personajes son más planos y estereotipados que en otra obra con más desarrollo; son arquetipos, y me han gustado mucho porque cumplen su papel a la perfección. Coraline es muy aventurera, y sin embargo también es un poco caprichosa, como cualquier niña de su edad: por ejemplo, está deseando que sus padres le hagan caso, pero no duda ni un instante a la hora de criticar la comida que le ponen, cuando es evidente que su padre la prepara con la mejor de las intenciones. Me gusta ese detalle porque es muy realista, algo que una niña ignorada y apática, a la par que curiosa, como Coraline no ve.

Los padres me sacaron un poco de quicio a veces, pero creo que Gaiman lo ha hecho a propósito para que empaticemos inmediatamente con Coraline. Sin embargo, si miramos la situación de Coraline y su familia con perspectiva, es fácil darse cuenta de que Gaiman sólo nos ha presentado un momento en la vida de los Jones, y no precisamente el mejor: recién mudados a un lugar nuevo, a punto de empezar el curso escolar, y con una gran cantidad de trabajo encima. Visto desde los ojos de Coraline empatizamos conCoraline ella, y es sencillo pensar que los malos son sus padres. Pero yo me pregunto, ¿son siempre así?

La otra madre y el otro padre son harina de otro costal. Mientras que el otro padre me ha resultado hasta cierto punto “entrañable” (le crearon para querer a Coraline y es lo que hace hasta el final), la otra madre me pone los pelos de punta, y me parece que refleja a la perfección esa concepción errónea de algunas personas de querer que les quieran a base de regalos y adulación.

Finalmente, el gato: sin duda, mi personaje favorito, porque aunque sirve de apoyo y guía para Coraline no se corta nada en ser cortante y ponerla en su sitio. Y de los vecinos, sólo quiero preguntar una cosa: ¿soy la única que piensa que Ms. Spink y Ms. Forcible son pareja? Ahí lo dejo.

Valoración del estilo

Creo que Gaiman utiliza los recursos perfectos para contar esta historia. Aunque esté contada en tercera persona, tenemos siempre la sensación de que es Coraline quien la cuenta, con un estilo sencillo de frases cortas y, en ciertas ocasiones, bañadas con la inocencia de un niño. Este es el segundo libro de Gaiman que leo: el primero fue “Stardust”, y el estilo me ha recordado mucho a él. Aunque el tono sea diferente. “Stardust” es también un cuento, en este caso un cuento de hadas, y su estilo personal se refleja en ambas historias.

Valoración final

Os diré que me leí una edición digital que venía con unos dibujos preciosos que me dejaron enamorada. Antes de concluir, me gustaría añadir que he visto la película “Los Mundos de Coraline” justo antes de escribir esta reseña y querría compararlos. La historia de la película es la misma que la del libro, pero meten un añadido en concreto que, aunque me gusta en la historia, veo completamente innecesario: Wyborne. Se trata de un niño (el nieto de la mujer que les alquila la casa a los Jones y sus vecinos) que comienza a seguir a Coraline, introduce el elemento de la muñeca mini-Coraline y también aparece en el otro mundo, como una marioneta más de la madre. Durante la película me ha resultado simpático, pero no tiene otro papel que alargar el metraje y, al final, ayudar a Coraline a vencer a la madre de una vez por todas. Es uno de los añadidos de la película que más me ha chirriado, porque es completamente innecesario (aunque simpático, no niego que me cayó en gracia). Si alguno ha visto la película, ¿qué le ha parecido?

Coraline

¿Lo recomiendo?

Sí, por supuesto. En general, Coraline me ha gustado bastante y ha sido una grata sorpresa, y se lo recomiendo a cualquiera que le gusten la fantasía y los cuentos.

Coraline

4 comentarios en “Comentario: Coraline”

  1. Aunque no leí el libro, vi la película en su momento y siempre me acuerdo como la “otra madre” me ponía los pelos de punta. Esa mujer era muy creepy. Había leído que Wyborne era una adición de la película (o que le habían expandido, no me acuerdo si decía que ya existía o no en el libro). El chico me resultó simpático y hasta ahí puedo hablar XD Mi atención estaba más que nada en Coraline y el gato, que eran mis favoritos.

    1. No sabes qué alegría me da verte por aquí ♥

      La otra madre pone los pelos de punta en ambas versiones. En cuanto a Wybie, no recuerdo ni que le mencionaran en el libro, ¡así que es un añadido por completo! Y a mi también me cayó bien, pero no realiza ningún papel necesario, la verdad.

      El gato es el mejor ♥ Si te gustó la peli y tienes un rato, te recomiendo leerte el libro, es muy cortito y entretenido. ¡Besos, guapa!

  2. Estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que dices, me ha fascinado el aire tétrico que tiene la historia. De alguna forma me ha recordado a “Alicia en el país de las maravillas” (que me encanta) dirigida por Tim Burton. Ese toque oscuro que se contradice con lo infantil que resulta a veces.

    No he visto la película todavía, pero sin duda tengo que echarle un vistazo 🙂

    1. Es una de las cosas que más me ha llamado la atención: el aire infantil al tratar cosas tan oscuras como que te arranquen los ojos y te cosan botones, o que una bruja-araña quiera comerse tu alma. Eso hace, a mi modo de ver, que sea un libro recomendable tanto para niños como para adultos, pues todos vamos a poder sacar algo de él.

      La película está bien; yo me he propuesto ver las pelis de todos los libros del club (si las hay) antes de escribir la reseña para aportar más contraste.

      Tengo que pasarme todavía a leer tu reseña, que no quería leer ninguna hasta no escribir la mía propia 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *